Ser emprendedor

¿Eres o quieres ser emprendedor?

Yo, como tantísima gente, decidí ser emprendedor hace algo más de seis años. Antes de hacerlo, estaba en un buen puesto en una multinacional, cobraba un muy buen sueldo, tenía un buen coche, podía trabajar desde casa, entre otros beneficios. Pero llegó un día en que decidí emprender, a pesar de no recibir el apoyo de todo el mundo, lógico, porque mi situación laboral era muy buena.

Para un emprendedor, igual que en la torre de Jenga, tienes que ir avanzando hacia el futuro, seleccionando bien las piezas que quieres mover. Cuando llega el turno del oponente (el mercado podríamos decir), no sabes qué piezas va a mover este, hasta que lo hace. Es en ese momento en el que debes decidir qué pieza mover tú. Es un juego que debes ganar, moviendo las piezas con cuidado porque si no, la torre se cae y pierdes, es decir, fracasas como emprendedor.

En este post os voy a dar mi opinión sobre lo que es ser emprendedor y la vida que llevamos. Si has decidido serlo, espero poder ayudarte a decidir si finalmente quieres serlo o no.

¿Qué es ser emprendedor?

Ser emprendedor no es solo el oficio que vayas a desarrollar. Ser emprendedor es un estilo de vida, uno al que debes dedicarte en cuerpo y alma.

Según datos de la OCDE, entre el 2012 y el 2016, la media de empresarios incipientes fue de un 7,4% para hombres y un 4,9% para mujeres, y es una tendencia que va a la baja.

El miedo a emprender es cada vez mayor ya que la incertidumbre del éxito siempre planea sobre nosotros, de ahí que diga que el ser emprendedor debe ser un estilo de vida, y no la solución a un problema. Si no te ves preparado o no te sientes formado, no seas impulsivo. Frena, prepárate y, solo entonces, lánzate. De lo contrario, el riesgo de fracaso será mucho mayor.

Un emprendedor debe saber que en el momento que inicia una actividad empresarial, toda responsabilidad es suya, para lo bueno y para lo malo. Y lo que es peor, todo lo que puedes llegar a perder también es tuyo.

 

Principales motivos de fracaso en emprendedores.

Son muchos, pero os voy a comentar los que para mi son los más importantes.

 

Falta de formación.

Para ser emprendedor, debes tener nociones básicas de administración de empresas. Si no la tienes deberías apuntarte a cursos donde puedas recibirla. En ellos te enseñarán a gestionar las cuentas, planificar stocks, cómo funcionan los impuestos, contratos laborales, registros comerciales, etc. Si ya sabes todo esto de antemano, nada te pillará por sorpresa.

Falta de planificación empresarial.

Como cualquier empresa seria, no puedes lanzarte a la piscina sin tener un buen plan de empresa. Es algo que incluso te pedirán en caso de que tu opción monetaria inicial sea la de capitalizar el paro o pedir un crédito de negocios al banco. Existen muchas plantillas de planes de negocios en internet que puedes seguir. Pero, en serio, no te lances si no tienes un buen plan de negocios estructurado.

Falta de previsión financiera.

Como he comentado antes, la desinformación juega en nuestra cuenta. Mucha gente cree que abrir un negocio es empezar a facturar, que puede ser, pero no siempre es así. Debemos contemplar un período inicial de no facturación y asegurarnos el colchón financiero para poder sobrevivir durante ese tiempo: alquileres, nóminas, seguridad social, suministros, etc. Por otro lado, otro de los fallos importantes, es no tener la previsión del pago de impuestos: IRPFs de profesionales y alquileres, así como el IVA, trimestralmente, y seguridad social mensualmente e impuesto de sociedades anualmente (si eres SL).

Falta de liderazgo.

No todo el mundo tiene las aptitudes necesarias para aportar un correcto liderazgo al negocio. El emprendedor habitualmente inicia solo el negocio y, cuando el equipo crece, le cuesta delegar las tareas al resto del equipo. Ese pensamiento de si no lo hago yo no sale bien es muy habitual, pero muy nocivo para el negocio. Si te has creado un equipo, confía en él y delega. Eso te dará a ti tiempo para centrarte en la gestión empresarial y en hacer crecer aún más tu empresa.

Falta de planificación comercial.

He iniciado un negocio, pero las ventas no llegan. Esto pasa muy a menudo. Dentro del plan de negocio que hayas desarrollado, es muy importante establecer una estrategia comercial: ¿cómo voy a captar a mis clientes?. Desde el minuto cero de la vida de tu negocio, debes estar buscando a los clientes allá donde estén, difícilmente vendrán por si solos, no te quedes esperando o pasarán los meses y tendrás que cerrar.

 

No todo es tan malo como parece.

Si haces caso a los consejos, te formas, planificas correctamente y el mercado te trata bien, tu negocio tendrá éxito. Y lo seguirá teniendo siempre y cuando lo cuides, es decir, sigas formándote, adaptes tu producto o servicio a las nuevas necesidades que vayan surgiendo en el mercado, etc.

Si tienes éxito, vivirás la vida del emprendedor. Decidirás tus horarios y organizarás tus propias tareas que, aunque no parezca mucho, como te comentaba antes, es un estilo de vida que muchos disfrutamos enormemente.

¡Mucha suerte!

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies