¿Cómo vender una idea?

La idea nace de ti.

Lo primero que pensé para comenzar este post fue poner la definición exacta de lo que es una idea. El caso es que hay cientos de definiciones, muy racionales, y ninguna me convence. ¿Por qué?, pensaréis. Pues porque para mí una idea, en el momento de su nacimiento, no es racional. Justo en el instante de su nacimiento es completamente visceral, subjetiva.

Cuando una idea nace en tu mente empieza como una semilla. El agua que necesita esta semilla para crecer es el tiempo que le quieras dedicar a pensar en ella. Cuanto más tiempo le dediques, más estructurada estará y más preparad@ te verás para transmitirla.

Pero, ¿sabes qué es lo malo de las ideas? Que no se le han ocurrido a las personas a las que se la tienes que explicar. Esto significa que, ni por asomo, pueden llegar a imaginar ni entender todo lo que tienes en tu cabeza entorno a ella.

Quiero darte algunas claves sobre cómo, una vez esa idea nace en tu cabeza, darle la forma adecuada y transmitirla para que enganche.

 

Dando forma a tu idea.

Yo siempre digo lo mismo: ninguna idea es mala hasta que no se demuestra lo contrario. Pueden pasar cuatro cosas. 1/- la idea es mala y tu exposición también: nadie te prestará atención. 2/- La idea es buena y tu exposición es mala: pues más de lo mismo, nadie te prestará atención. 3/- La idea es mala y tu exposición es buena: te prestarán atención, pero no te comprarán la idea. Y por último, 4/- la idea es buena y la exposición también: ¡bravo! captarás la atención y tendrás probabilidades de éxito.

No hay que ser un lince para saber cuál es la mejor opción, ¿no? Pues vamos al lío.

Condiciones para que una idea sea atractiva

  • SENCILLEZ: la idea, como base, tiene que ser sencilla de explicar en una sola frase, no quieras complicarte para que parezca que es mejor. Ej: nueva línea de caramelos que no se desgastan.
  • IMPACTANTE: si es impactante es que, por lo menos, es novedosa e inesperada, y ya tenemos medio camino recorrido. ¿No sería novedoso un caramelo que no se desgastara?
  • CREÍBLE: creo que este punto resulta obvio. Si te digo que estoy inventando una bicicleta con la que poder ir al espacio seguramente me tomes por loco y no me creas pero, ¿qué hay de los caramelos?. Seguro que puedes imaginarte que es posible.
  • VISCERAL: una idea que triunfa es aquella que apela a las emociones de la gente, y no me refiero a sentimientos sino a cubrir necesidades no primarias, las de satisfacción. ¿Necesito un caramelo que no se gaste? ¡Pues claro que no! pero me encantaría tener uno.
  • ACCIONABLE: si la idea debe dar pie a que el público se imagine ya con el proyecto acabado, ya sea por la solución a un problema, la cobertura de una necesidad, mejora en lifestyle, etc. Yo ya me he imaginado con un caramelo de sandía en la boca que no se gaste nunca.

 

Lo sé, todo lo anterior parece muy obvio, tienes razón. Pero yo te digo, tan obvio no será si la mayoría de las ideas no cumplen todas las condiciones anteriores.

 

Presentando la idea.

Ya tienes la idea correctamente formada y cumpliendo todas las condiciones. Ahora viene la parte más complicada, saber transmitirla. Recuerda el punto 2/- si la idea es buena, pero no la sabes vender, no te prestarán atención.

Para mí estas son las claves esenciales para transmitir una idea:

  • CONCISA: no inicies la presentación yéndote por las ramas. Ve al grano. Ej: buenas tardes, vengo a presentarles una nueva propuesta de caramelos totalmente revolucionarios e innovadores. Con esto, tu público ya sabe que le vas a hablar de caramelos y no de dulces, alimentos o cualquier otra categoría en la que se pudieran incluir los caramelos.
  • SORPRENDE: si en los primeros segundos de la presentación consigues sorprender al público, tienes su atención garantizada. Presenta la idea de la forma más impactante que se te ocurra. Ej: –señor (dirigiéndote a alguien del público), ¿cuál es su sabor favorito? (con esta pregunta ya se queda sorprendido). –La sandía. -¡A mí también! ¿Se imagina saborear un caramelo de sandía que no se desgastara nunca? Pues esto es lo que les vengo a presentar. 
  • CONVENCE: si tu exposición se basa sólo en opiniones, mal vamos. Tu idea debe estar soportada por datos. Presenta estudios que respalden tu idea, investigaciones científicas, conclusiones racionales. Debes saber transmitir que tu idea es realizable ya que se ha demostrado que así puede ser.
  • INSPIRA: puedes utilizar una historia para que tu público sienta lo que yo llamo la simulación de la idea. Esta historia debe ser un puente para que su imaginación alcance a visualizar tu idea convertida en realidad. Recuerdo dar a mi sobrino 50 céntimos cada semana con los que ahorraba para, una vez al mes, ir a comprarse caramelos. Mi hermana no podía permitírselo. Me hubiera encantado poder regalarle por aquel entonces un caramelo de estos.
  • CONCLUYE: nunca acabes la presentación sin una síntesis de no más de un minuto de los aspectos más relevantes de tu propuesta. De este modo si cualquiera de los presentes ha prestado menos atención en algún momento puede recordar todo el hilo. Y por supuesto, envía o entrega la presentación a todos los asistentes.

 

Me gustaría acabar con una cita que me encanta sobre las ideas y que me inspira a no frenar ninguna en cuanto se hace semilla:

Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas. – Víctor Hugo

 

Si te ha gustado este post tal vez te interese leer El Brainstorming, post en el que te explico esta técnica de generación de ideas en grupo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies